Mi iMac esta lenta ¿Qué hago?

En algún momento determinado puede que llegues a dcir «Mi iMac esta lenta ¿Qué hago?». Esto es debido que nuestro equipo empieza a bajar el rendimiento. Esto puede tener varios factores que se explicarán hoy como por ejemplo:

Mi Mac no está actualizada

Siempre debemos de tener nuestro sistema opertaivo en excelente estado y actualizado. Es recomendable siempre tener la última versión, para no dejar que nuestro equipo se desactualice. En estos casos no estamos añadiendo basura a nuestra preciada iMac.

Mas bien el hecho de tener nuestra iMac actualizada. Nos ayuda tanto a la velocidad como a la asistencia que nos puede prestar la empresa creadora con el nombre de Apple. Ya que tenemos claro esto, no esperes más y verifica si tienes pendiente alguna actualización. Para esto solo debes dirigirte a tu iMac > App Store busca donde está la lupa con lo siguiente “MacOS Sierra” (sin comillas). Instalalo y notarás una gran mejoría en el rendimiento de tu equipo.

En el caso de que a pesar de que actualicemos sigue estando lento…

mi imac esta lenta

En este caso debe ser porque algún permiso de disco está averiado. Para solventarlo debes de usar CleanMyMac X. Esta aplicación la puedes descargar y para poder usarla. ve a a la pestaña que dice «mantenimiento». Presiona reparar permisos del disco duro. Esto puede tardar un tiempo así que ten paciencia.

Podemos conseguirnos con que el arranque es el que va lento.

Al iniciar nuestro equipo, existen un sinfín de aplicaciones cargándose en segundo plano y absorben la velocidad de trabajo en eso. Claro está que, aparte de ralentizar el arranque, también mantiene a la iMac «pesada» o «ahogada» en todo su funcionamiento. Para ello debemos administrar los programas de inicio. Necesitamos darle una pausa a tu iMac. Así poder hacer que el sistema funcione mas fluido. Si no sabes y organizas las aplicaciones de inicio, es forzar a tu equipo a trabajar el doble y costará mucho mas tiempo. Así que aliviana tu iMac.

Lo que indicamos es sumamente sencillo de realizar. Solo descarga CleanMyMac y así vamos a disfrutar de nuestra iMac con un gran rendimiento. Podemos hacer que nuestro equipo arranque de manera más rápida. Desasiéndonos de las aplicaciones innecesarias. Para ello dirígete a las Preferencias del Sistema > Usuarios y grupos.

Ya estando allí. Seleccionamos el nombre del usuario. Aquí presiona en donde dice ítems de inicio y allí buscamos los nombres de aplicaciones que no usamos durante el arranque. Dale clic en el símbolo “-“ que aparece bajo la lista en la parte izquierda. Y así se eliminara la aplicación de la lista. Si existen menos aplicaciones será mucho mejor el rendimiento de la iMac al momento del encendido.

Por otra parte si persiste el problema de lentitud…

Debemos verificar cuantas aplicaciones se están ejecutando en segundo plano. Debido que esto desgasta tu equipo iMac. A veces tienes demasiadas cosas en segundo plano, y por eso tu iMac no es capaz de mantenerse estable y se cuelga. Para solucionar esto, debemos finalizar los procesos con la opción del monitor de actividad.

Te debes preguntar ¿De qué se trata? Este monitor nos mostrará los procesos que están cosumiendo los recursos del sistema. Aunque no lo creas posible. A la hora de cerrar una aplicación, tienen un gran consumo de potencia del sistema. Pero si cerramos los programas de segundo plano, nos ayudará mucho. Para esto debemos abrir la carpeta Aplicaciones, así después la carpeta de Utilidades. Donde encontrarás la opción de Monitor de Actividad.

Procedemos a abrirlo. Aquí revisaremos la lista de aplicaciones y procesos que se tienen en marcha en este momento en tu iMac, esto se mantiene en tiempo real es muy sencillo. Ahora desde aquí podemos observar que es lo qué está causando la lentitud o problemas en tu iMac. Vamos a presionar la pestaña «Memoria», ubicada en la parte superior. Esto nos mantiene un orden de los programas por la cantidad de espacio que están ocupando en la memoria RAM (parte del equipo se encarga de la velocidad de procesamiento de datos) de tu iMac. Mientras mas sea el número, se va a necesitar mucha más potencia.

Ahora debes detener la ejecución que se está llevando acabo de una aplicación. De manera muy sencilla, que es seleccionando su nombre con un clic en la lista. Para luego el icono “x” gris, el cual se encuentra ubicado en la esquina superior izquierda de la ventana. NOTA: Si no sabes ¿Qué es? No lo quites.

Cosa que a veces no queremos admitir…

Es cuando el hardware (componentes físicos del equipo) es anticuado. Esto nos puede suceder con cualquier equipo y existen muchas maneras de potenciarlo. Pero sin embargo llega un momento cuando ya no puedes pedirle mas a tu iMac. En la parte de Hardware puedes aumentar la memoria RAM. Agregándoles otras memorias. En el caso de calidad de video, puedes usar una tarjeta gráfica. También existe que tengas mucha información en el disco, lo cual puedes solucionar con un disco duro externo USB. Sin embargo todo tiene su límite y en el caso de cualquier equipo, quien marca esa pauta es el procesador. Así que, si ya no existe memorias RAM de mayor velocidad, que sean compatibles con tu iMac, no te opción que comprar otro equipo. Pero si no quieres comprarlo quedas defasado, así que sufrirás de lentitud y luego de tantos avances, muchas aplicaciones no estarán disponibles. Ya para terminar, ataca con el soporte técnico a tu equipo que no hay soporte técnico y asi es sumamante complicado darle uso a tu iMac.

Espero que toda esta información sea de gran utilidad, recuerda que siempre debemos revisar bien nuestro equipo y si desconocemos del tema o existen problemas que no podemos solventar, es mejor acudir a un especialista de Apple que nos preste el servicio técnico adecuado. No olvides que también puedes dirigirte a la pagina oficial de la Apple y pedir soporte técnico si es algo sencillo.

Publicaciones Similares